lunes, 1 de abril de 2013

El silencio de los inocentes


Cada vez que escribimos algo, redactamos un e-mail, hacemos una crónica deportiva, chateamos con algún amigo, publicamos un nuevo twett, marcamos un RT o "colgamos" algo en facebook, por ejemplo, estamos dejando una impronta de quienes somos, como pensamos y que queremos transmitir. En este siglo XXI, del que ya llevamos trece añitos, y parece que fue ayer... todo fluye a una velocidad vertiginosa y nada pasa desapercibido para nadie, tenemos, por lo tanto, que ser cuidadosos en aquello que  decimos, escribimos,seleccionamos y apuntamos, ya que todo ello va a pasar a ser parte de nuestra historia, de conforme nos ve la gente y estamos sometidos a una entrevista de trabajo constante donde nos juzgan amigos, enemigos, empresarios, rivales, alumnos y todo tipo de gente que en ese preciso momento pasa por ahí y se queda observando aquello que ha leído o escuchado y automáticamente se hace una nebulosa en su mente y de ahí sale su visión de quienes somos.

Todo esto no lo vamos a poder evitar, funciona así y son las reglas de un juego oculto que a veces no hemos elegido participar, pero en el que estamos todos inmersos, en consecuencia seamos siempre cuidadosos ya que como dijo algún sabio " Cada persona es el dueño de su silencio y el esclavo de sus palabras".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada